HISTORIAL CREDITICIO

Conservar un historial crediticio positivo es necesario para poder acceder a préstamos que nos permitan la adquisición de bienes y servicios que difícilmente podríamos pagar de contado; por tal motivo, te proporcionamos algunas recomendaciones a continuación:

1. DEFINE TU CAPACIDAD DE PAGO.
A tu ingreso mensual neto réstale los pagos fijos que tengas, incluyendo deudas y la cantidad que asignes para ahorro, la cantidad que obtengas como resultado representara tú capacidad real de pago.

2. SE PUNTAL EN LOS PAGOS.
Además de perjudicar tu antecedente crediticio, olvidar o ignorar tu pago, fecha limite de pago, afectara considerablemente tu presupuesto al tener que pagar intereses o cargas adicionales por la reinstalación del servicio.

3. PAGAR MENOS NO SIEMPRE ES MEJOR.
Tratándose de las tarjetas de crédito, pagar los mínimos debe ser tu última alternativa y no una costumbre. Mientras más pequeños sean los pagos que realizas mas tiempo te tardaras en liquidar tu deuda, afectando de esa manera tu capacidad de compra.

4. CONOCE, PRESUPUESTA Y ELIGE
Debes leer y comprender muy bien los contactos antes de firmarlos para estar conscientes de los compromisos que se adquieren, comparar ofertas, presupuestar y elegir la opción que mejor te convenga.

Es muy importante revisar periódicamente tu historia crediticia para asegurarte que no exista ninguna irregularidad en tus datos o pagos que hayas realizado. Por ley podrás solicitar de manera gratuita un reporte de crédito especial cada 12 meses.

Facturación

A partir de 2014, todos los contribuyentes que utilizan el esquema de Comprobante Fiscal Digital (CFD) deberán utilizar el esquema de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) para la emisión de sus facturas electrónicas.

A partir de 2014 los contribuyentes con ingresos superiores a 250 mil pesos en el año, deberán utilizar el esquema de CFDI para la emisión de sus facturas electrónicas.

Todos los contribuyentes pueden adoptar la facturación electrónica, con independencia del nivel de ingresos que tengan.

Quienes tengan ingresos menores o iguales a 250 mil pesos, podrán seguir utilizando facturas en papel.

Para facturar electrónicamente solo se requiere la Firma Electrónica Avanzada, tramitar un certificado de sello digital y utilizar el servicio gratuito de facturación que ofrece el SAT o bien, escoger entre cualquiera de los 66 Proveedores Autorizados de Certificación que podrá localizar en el Portal de Internet del SAT.

Desde 2005, el Servicio de Administración Tributaria ha ido transitando de manera gradual hacia este nuevo esquema. El proceso de simplificación ha eliminado la facturación en papel a través de un impresor autorizado, que estuvo vigente hasta 31 de diciembre de 2012 y ahora el Comprobante Fiscal Digital, actualmente vigente, queda eliminado el 31 de diciembre de 2013.

Los contribuyentes que utilizan la facturación electrónica han visto sus beneficios en materia de seguridad y rapidez en la emisión de comprobantes, disminución de hasta un 85 por ciento en los costos, optimización de controles internos, mejora en los procesos tecnológicos y en la atención de servicio al cliente, reducción de errores en el proceso de generación, captura, entrega y almacenamiento y un mayor control documental, por lo que han ido incrementando paulatinamente su uso, y disminuyendo o eliminando la emisión de comprobantes impresos, disminución del tiempo de atención a las solicitudes de devolución, eliminación de la discrecionalidad en las áreas de pago al no haber intervención de personas, reducción de tiempos en la validación y captura de las facturas recibidas, eliminación de compulsas y, como receptor, se tienen mayores elementos para identificar comprobantes falsos.