Personas morales sí pueden suspender operaciones

Finalmente el SAT reconoce que la suspensión no es exclusiva de las personas físicas
Después de varios años de rechazar la recepción del aviso de suspensión de actividades de las personas morales, la autoridad tributaria finalmente reconoció que estas sí pueden presentarlo, en caso de que las sociedades interrumpan todas las actividades económicas que dan lugar a la presentación de declaraciones.
Así lo dio a conocer el SAT en su página de Internet al incluir la regla I.2.5.26 en la Quinta Modificación a la RMISC 2014 .
Sin embargo, se fijan requisitos adicionales, como obtener la opinión favorable de cumplimiento de obligaciones fiscales; contar con un certificado de sello digital vigente, y que el domicilio fiscal se encuentre localizado.
La suspensión no se otorgará a los contribuyentes que deban cumplir con otras obligaciones fiscales periódicas de pago, por sí mismos o por cuenta de terceros, ni a las sociedades que aparezcan:
• en la publicación que hace el SAT en su portal de Internet, conforme a lo dispuesto en el artículo 69, penúltimo párrafo del CFF
• en el listado de contribuyentes que realicen operaciones inexistentes a qué hace referencia el artículo 69-B del CFF
Quienes opten por esta facilidad deben presentar un caso de servicio o solicitud en la página de Internet del SAT, siguiendo el procedimiento de la ficha de trámite 177/CFF, denominada Aviso de suspensión de actividades de personas morales, del Anexo 1-A de la RMISC. La declaración del ejercicio en el que interrumpió actividades se presentará en marzo del año siguiente a aquél en que se dio la suspensión.
La suspensión de actividades tendrá una duración de dos años, prorrogable por un año más en una sola ocasión, siempre que antes del vencimiento respectivo se presente un nuevo caso de servicio o solicitud, en los términos de la ficha 177/CFF.
Concluido el plazo, el contribuyente debe presentar el aviso de reanudación de actividades o el de cancelación al RFC, y en caso de incumplimiento el SAT efectuará la reanudación de actividades.
El RCFF contempla la presentación del aviso de suspensión de actividades de manera genérica, sin distinguir al tipo de personas que lo pueden exhibir en caso de darse ese supuesto.
Por su parte, el artículo 26, fracción IV, inciso a) del RCFF prevé las reglas de presentación de ese aviso, pero solo para las personas físicas sin considerar lineamientos para las morales; entonces, las últimas, de ubicarse en esa hipótesis, tendrían que pagar en su totalidad los impuestos adeudados al fisco federal, pues prácticamente se les obliga a liquidarse.
Ahora bien, desde la reforma constitucional en materia de derechos humanos todas las autoridades han de interpretar en el sentido más benéfico las normas para los particulares (art. 1o, Constitución).
En consecuencia, la posibilidad de presentar el aviso de suspensión de actividades contenida en el artículo 25, fracción V del RCFF en la interpretación más favorable para los contribuyentes debe brindar la posibilidad para que las personas físicas y morales lo puedan exhibir, sin ser óbice que únicamente se contemplen reglas para las citadas en primera instancia, criterio sustentado por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito que a la letra se inserta:
AVISO DE SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES. PUEDEN PRESENTARLO NO SÓLO LAS PERSONAS FÍSICAS, SINO TAMBIÉN LAS MORALES (INTERPRETACIÓN CONFORME DEL ARTÍCULO 26, FRACCIÓN IV, INCISO a), DEL REGLAMENTO DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN). No basta tomar en cuenta la literalidad del artículo 26, fracción IV, inciso a), del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, el cual establece las reglas para la presentación del aviso de suspensión de actividades únicamente tratándose de personas físicas, sin que se encuentren especificados lineamientos para las personas morales. Ello es así, en virtud de que del texto de las diversas fracciones que conforman el artículo 25 del mencionado reglamento, que regula lo relativo a la presentación de los avisos a que alude el numeral 27 del Código Tributario Federal, se advierte que algunas de ellas se refieren a la presentación de diversos avisos, unos vinculados solamente con las personas físicas, como son, entre otros, tratándose de corrección o cambio de nombre, cancelación en el Registro Federal de Contribuyentes por defunción, apertura de sucesión y cancelación en dicho registro por liquidación de la sucesión; otros relacionados únicamente con las personas morales, como son los vinculados con el cambio de denominación o razón social, cambio de régimen de capital, inicio de liquidación, cancelación en el registro aludido por fusión de sociedades e inicio de procedimiento de concurso mercantil; y unas diversas fracciones se actualizan para ambos tipos de personas, como son cambio de domicilio fiscal, suspensión de actividades, reanudación de actividades y actualización de actividades económicas y obligaciones; sin embargo, conforme a la fracción V del citado artículo 25 del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, en relación con su primer párrafo, puede interpretarse de la manera más favorable para los contribuyentes, que para los efectos del artículo 27 del invocado ordenamiento legal, tanto las personas físicas como las morales se encuentran en posibilidad de presentar el aviso de suspensión de actividades. Interpretación que es acorde con la intención del legislador, que se corrobora con lo que éste dispuso en los artículos 14, fracción III, último párrafo, 71, párrafo noveno, y 77, último párrafo, de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente, en los que expresamente se encuentra prevista la posibilidad de que las personas morales puedan presentar el aviso de suspensión de actividades en términos precisamente del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, que lo regula en sus artículos 25, fracción V, y 26, fracción IV, inciso a), y aun cuando en este último sólo se mencionan explícitamente a las personas físicas, de acuerdo con la interpretación conforme, que debe atender a la preservación del derecho humano a la seguridad jurídica consagrado en el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que es la más favorable para los gobernados, se llega a la conclusión que implícitamente el derecho de presentar el aviso de suspensión de actividades también corresponde a las personas morales y no únicamente a las físicas.

CFDI por pago de contribuciones al DF

Sin título

 

Para que puedas deducir el pago de contribuciones locales es necesario que obtengas tu comprobante fiscal por Internet

El gobierno del Distrito Federal elaboró una herramienta para que los contribuyentes obtengan los CFDI de los pagos.
Artículos relacionados
• Emite tus recibos de nómina desde la página del SAT:

•Utiliza la herramienta gratuita que te ofrece la autoridad para emitir tus recibos electrónicos
La obligación de emitir CFDI también aplica a las dependencias y entidades públicas federales, estatales y municipales, respecto de los pagos por contribuciones, así como por productos y aprovechamientos.
A fin de cumplir con esta obligación, el gobierno del Distrito Federal elaboró una herramienta para que los contribuyentes obtengan los CFDI de los pagos; para que en su caso puedan realizar la deducción de los mismos.
Para ello, basta con seguir estos sencillos pasos:

1) Ingresa a la aplicación desde este enlace.

https://fx.facturaxion.com/facturaxion/facturatgdf.swf

Captura tu RFC y los datos relativos al pago efectuado. Posteriormente da clic en el botón generar factura

2) En la siguiente pantalla debes capturar tu nombre y domicilio para que aparezcan en el comprobante. Da clic en el botón generar factura

3) Ya generado el documento, podrás descargarlo en formato pdf o solicitar que te sea enviado por correo electrónico

Con esta plataforma, el gobierno del Distrito Federal avanza en la emisión de CFDI. Sin embargo, su capacidad se someterá a prueba cuando un gran número de usuarios la utilicen de manera simultánea

Manejo de Conflictos

En las empresas es normal que surjan discrepancias entre sus colaboradores y en ocasiones con clientes o proveedores. Las diferencias son algo cotidiano y no tienen por qué afectar la efectividad y operación de una organización. El verdadero problema surge cuando permitimos que esas situaciones generen conflictos. Entonces sí, los resultados a corto o largo plazo se ponen en riesgo.
Las diferencias se convierten en conflicto cuando afectan la calidad o estado de las relaciones entre las personas que tienen puntos de vista distintos. Permitimos que surjan los roces cuando no manejamos adecuadamente la diversidad de opiniones. En ocasiones se debe a nuestro orgullo, pues tendemos a creer que quien no piensa como nosotros está equivocado. Partimos del hecho de que si la otra parte tuviera la razón opinaría igual que nosotros, pues por supuesto, siempre estamos bien.
Nuestro orgullo nos ciega el entendimiento y nos lleva a creer esa locura de que sólo nuestras sugerencias son correctas. Pareciera que llegáramos a creer que cuando Dios tiene dudas nos consulta para que le demos el diagnóstico adecuado.
 Hemos de aprender que cuando alguien no está de acuerdo con nosotros, no se debe a que sea tonto, incapaz o incoherente. Esa persona afirma lo que dice porque posee información que yo no tengo, tiene puntos de vista distintos o trata de satisfacer intereses diferentes a los míos. Lo verdaderamente necio del asunto no son sus opiniones, sino que yo caiga en la trampa de creer que está mal y no me dedique a identificar cuáles son sus intereses, lógicas, información o perspectivas. 

La próxima vez que enfrente un conflicto considere los siguientes puntos:
1. Los conflictos suelen generarse por alguna de las siguientes diferencias:

a. De información. Es cuando las partes poseen distinta información sobre el mismo tema.
b. De objetivos. Se da cuando las personas tienen prioridades diferentes respecto a lo que deben lograr.
c. De método. Aquí la discusión se basa en cómo alcanzar los objetivos, en los procedimientos.
d. De valores. Las diferencias radican en si es correcta o permitida por la empresa la forma en que se están resolviendo los retos.
e. Por incumplimiento. Surgen cuando alguna de las partes incumplió un acuerdo.

2. Cuando identifique el conflicto haga o hágase las preguntas correctas:

a. De información. ¿Me puedes comentar en qué te basas para opinar así?
b. De objetivos. ¿Cuáles es el objetivo a alcanzar con todo esto? Hay que mencionarlo de manera muy específica.
c. De método. ¿Cómo crees que se deben alcanzar los objetivos?, ¿qué debemos hacer para alcanzar la meta?
d. De valores. ¿Por qué consideras que es inadecuado aceptar la propuesta de la otra persona?, ¿atenta esa forma de actuar contra las políticas de la empresa o el respeto hacia alguien
e. De incumplimiento. ¿Qué acuerdo incumplió la otra parte?, ¿había un acuerdo o sólo era una expectativa tuya sobre lo que debía hacer el otro?, ¿incumplió el otro algo a lo que se había comprometido expresamente?

Estos cuestionamientos nos servirán para localizar la raíz de los conflictos. Una vez identificada hay que llevar a las personas a hacer un acuerdo favorable para ambos o para los resultados buscados.
 Por supuesto que en ocasiones afrontar y resolver las diferencias no depende solamente de seguir estas sencillas propuestas; pues el ego y orgullo suelen ser el principal obstáculo para solucionar diferencias.

Pongamos en práctica estas ideas, ya sea en una situación que estemos viviendo o que nos toque resolver por desacuerdos entre colaboradores de nuestro equipo.
conflictos_laborales

Contabilidad Electrónica

Contabilidad Digital

Prórroga para presentar el dictamen fiscal

La prórroga también aplica a los contribuyentes que optaron por presentar la información alternativa al dictamen.
El SAT señaló que el dictamen fiscal, correspondiente al ejercicio fiscal 2013, deberá presentarse de acuerdo con el siguiente calendario
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó a los contribuyentes que dictaminan sus estados financieros para efectos fiscales y a los contadores públicos registrados, las fechas para presentar el dictamen fiscal.
En un comunicado, la dependencia señaló que el dictamen fiscal, correspondiente al ejercicio fiscal 2013, deberá presentarse de acuerdo con el siguiente calendario, considerando el primer carácter alfabético del RFC o incluso antes del periodo que les corresponda.
Primera Letra del RFC Fecha de envío
De la A a la F del 30 de junio al 3 de julio
De la G a la O del 4 al 9 de julio
De la P a la Z y & del 10 al 15 de julio
Las sociedades controladoras que consoliden su resultado fiscal, deberán enviar el dictamen fiscal a más tardar el 29 de julio de 2014.
Esta prórroga también resulta aplicable a los contribuyentes que optaron por presentar la información alternativa al dictamen correspondiente al ejercicio fiscal 2013. Por lo cual la citada información se debe presentar según el calendario señalado.
Noticia

CFDI por salarios podrá ser mensual

Conforme a la facilidad que otorga el SAT, ya no será necesario emitir los comprobantes de manera semanal o quincenal.Si realizas pagos por salarios por periodos menores a un mes podrás emitir a cada trabajador un sólo CFDI mensual, dentro de los tres días hábiles posteriores al último día del mes laborado y efectivamente pagado.
En este caso, se considerará como fecha de expedición y entrega de tal comprobante la fecha en que se realizó efectivamente el pago, correspondiente al último día o periodo laborado dentro del mes por el que se emita el CFDI.
Lo anterior conforme a la modificación de la regla 1.2.7.5.3. de la RMISC que el SAT dio a conocer este viernes en su página de Internet.
Si optas por emitir el CFDI mensual, debes incorporar al mismo el complemento al que se refiere la regla I.2.7.5.1, por cada uno de los pagos realizados durante el mes, debidamente llenados.
El CFDI mensual debe incorporar tantos complementos como número de pagos hayas realizado durante el mes de que se trate.
En el CFDI mensual se deberán asentar por cada concepto, en los campos correspondientes, las cantidades totales de cada uno de los complementos incorporados al mismo, de acuerdo con lo dispuesto en la Guía de llenado del Anexo 20 que para tal efecto publique el SAT en su página de Internet.
No obstante, los contribuyentes deberán efectuar el cálculo y retención del ISR por cada pago incluido en el CFDI mensual, conforme a la periodicidad en la que efectivamente se realizó cada erogación.