En virtud de la entrada en vigor de la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (Ley del IDE) a partir del primero de julio del 2008, cualquier persona física o moral que realice o que le realicen en una cuenta una institución financiera depósitos superiores a $25,000.00 (VEINTICINCO MIL PESOS 00/100 M.N.) pagará el impuesto a los depósitos en efectivo en un monto del 2% sobre el excedente de dicha cantidad.